Acerca del Reciclado de Neumáticos


El problema de los neumáticos

 

La masiva fabricación de neumáticos y las dificultades para hacerlos desaparecer; una vez usados, constituye uno de los más graves problemas medioambientales de los últimos años en todo el mundo. Existen métodos para conseguir un reciclaje de neumáticos coherente de estos productos pero faltan políticas que favorezcan la recogida y la implantación de industrias dedicadas a la tarea de recuperar o eliminar, de forma limpia, los componentes peligrosos de las gomas de los vehículos, un neumático necesita grandes cantidades de energía para ser fabricado (medio barril de crudo y medio kilo de azufre para fabricar un neumático de camión) y también provoca, si no es convenientemente reciclado, contaminación ambiental al formar parte, generalmente, de vertederos incontrolados.


Por ejemplo, en España se generan cada año 250.000 toneladas de neumáticos usados;  de estos, el 45% se deposita en vertederos controlados sin tratar, el 15% se deposita después de ser triturado y, el 40% no está controlado.

Para eliminar estos residuos se usaba con frecuencia la quema directa; que provoca graves problemas medioambientales ya que produce emisiones de gases que contienen partículas nocivas para el entorno, (prohibido por el Tratado de Kioto); aunque no es menos problemático el almacenamiento, ya que provocan problemas de estabilidad por la degradación química parcial que éstos sufren y producen problemas de seguridad en el vertedero. Las montañas de neumáticos forman arrecifes donde la proliferación de roedores, insectos y otros animales dañinos constituye un problema añadido.

La reproducción de ciertos mosquitos; que transmiten por picadura fiebres y encefalitis; llega a ser 4.000 veces mayor en el agua estancada de un neumático que en la naturaleza.

Reciclado

El proceso para el reciclaje de neumáticos es puramente mecánico, por tanto los productos resultantes son de alta calidad y limpios de todo tipo de impurezas, lo que facilita la reutilización de estos materiales en nuevos procesos y aplicaciones. La trituración con sistemas mecánicos es, casi siempre, el paso previo en los diferentes métodos de recuperación y rentabilización de los residuos de neumáticos.

Separados los restos aprovechables en la industria, el material resultante puede ser usado como parte de los componentes de las capas asfálticas que se usan en la construcción de carreteras, con lo que se consigue disminuir la extracción de áridos en canteras. Las carreteras que usan estos asfaltos son mejores y más seguras.

Pueden usarse también en alfombras, aislantes de vehículos o losetas de goma; se han usado para materiales de pasos a nivel, cubiertas, masillas, aislantes de vibración. Otros usos son los deportivos, en campos de juego, suelos de atletismo o pistas de paseo y bicicleta. Las utilidades son infinitas y crecen cada día, como en cables de freno, compuestos de goma, suelas de zapato, bandas de retención de tráfico, compuestos para navegación o modificaciones del betún.

El desarrollo de nuestro programa, consiste en realizar en una sola planta, todo el proceso de reciclado de los neumáticos, desde el acopio y selección, asta la fabricación en serie de productos a base de caucho reciclado; así como la venta en bruto de las materias primas recicladas resultantes del proceso, (como por ejemplo el acero). Igualmente la comercialización de los productos base salidos del reciclado de los neumáticos, como el caucho, elemento cada vez mas utilizado para la construcción de suelos en zonas infantiles, pistas deportivas, áreas de trabajo, etc., por lo que la demanda de este producto crece a un ritmo palpable anualmente. Actualmente los arquitectos ya especifican en sus proyectos para zonas específicamente creadas para los niños, el uso de suelos de caucho en un grueso mínimo de 4 centímetros, dadas sus cualidades elásticas, que hacen mucho mas difícil que se produzcan lesiones por caídas en las zonas de juego.  

            El acero procedente del reciclado de los neumáticos, es bastante bien apreciado por las fundiciones, ya que esta libre de impurezas y oxido, (al estar dentro del caucho se mantiene en perfectas condiciones físico/químicas), por que su proceso de fundición es mas rápido y económico que otros aceros para reciclado.

            Con la fibra sobrante de las ruedas, actualmente no hay muchas opciones de reutilización, ya que su contenido en azufre hace que no sea apto para ser utilizado en los procesos textiles que tengan como fin el uso en humanos ó animales; únicamente se esta utilizando  como manta aislante para suelos de tarima flotante ó ente capas de hormigón para suelos muy transitados.

Tendencias

Bricolage Casero.


Dada la afición generalizada por el bricolage, han surgido infinidad de ideas y modelos de manualidades con los neumáticos desechados, desde el conocido uso como delimitadores de caminos en jardines, los más novedosos en la manufactura de colgantes y pendientes, hasta la elaboración de vistosos colgantes para macetas con formas de aves pintadas de llamativos colores.





La Industria.

La actual crisis económica y social por la que estamos muchas empresas del sector de la decoración están optando por avatar costes de producción utilizando en sus líneas de fabricación tanto los neumáticos enteros como el caucho resultante del reciclado, ofreciendo una amplia gama de artículos salidos el diseño de sus ingenieros y estilistas. Desde muebles de jardín con innovadores diseños, hasta los complementos femeninos de ultima moda. 

Proceso

Proceso de Reciclado.


Al llegar los neumáticos a la planta, se inicia un proceso no demasiado complicado para proceder al reciclado de dichos neumáticos.

Selección:

Son separados en diferentes sectores, los procedentes de distintos vehículos, separando manualmente los de coche, de los de camión o autobús, así como los de motocicletas, asegurándose que no contengan en su interior objetos extraños como piedras, tierra o animales.

Rotura:

Efectuado el paso anterior, se deposita el tipo de de neumático a reciclar en la cinta transportadora que alimenta la maquina que denominamos rompedora, ya que esta tiene la labor de convertir los neumáticos simétricamente circulares en pedazos de entre 40 milímetros a 20 centímetros, que son expulsados a una cinta transportadora que lo deposita en un silo.

Triturado:

Desde el silo, la “rotura” se deposita en la cinta alimentadora que suministra de material la maquina denominada “molino”, que es la encargada de separar los tres elementos básicos del neumático; goma, acero y fibra, que son conducidas por un sistema de tuberías presurizadas a las zonas de acumulación o empaquetado.

Esta maquina esta compuesta de varias secciones, donde por sistemas de extracción así como electro-imanes son separadas tanto la fibra como el acero del material resultante, comúnmente denominado “chip”.

Granulado:

Cargado el “chip” en la cinta de suministro, es llevado a otra maquina informatizada que reduce el caucho a granos de entre 2 mm y 8 mm de diámetro, según las especificaciones del cliente o articulo a fabricar; de la misma forma el “grano” resultante es depositado en un silo de almacenamiento temporal. 

Micronizado:

El “grano” es conducido por tuberías presurizadas a la micronizadota, una maquina informatizada que lo reduce a polvo de entre 0,006 mm y 0,003 mm de diámetro, siendo este fino producto enviado a la zona de empaquetado, donde es metido en sacos de 1.000 Kg, perfectamente cerrados y paletizados.